miércoles , abril 17 2024

El Talón de Aquiles en el CDT – Hospital Barros Luco

El legado de Homero

De acuerdo a la tradición, el poeta griego Homero, nos ha legado obras cumbres de la literatura universal como son la Ilíada y la Odisea, ese hecho lo ha transformado en uno de los escritores más influyentes de todos los tiempos. Su creación literaria – conocida y difundida a nivel global -, se entronca irremediablemente con el mito de Aquiles, uno de los héroes de la guerra de Troya, quién muere en combate cuando una flecha envenenada alcanza su talón, su punto débil.

La fuerza del mito esta expresada en la medicina contemporánea y en el comportamiento humano – señalándonos nuestra vulnerabilidad -.

A nivel de organizaciones, este hecho de la vulnerabilidad, es perfectamente aplicable, siendo este enfoque una opción que anima el presente artículo.

El Hospital Barros Luco y el CDT

Los vecinos del sector sur de la capital, siguen identificando al CDT (Centro de Diagnóstico y Tratamiento), dependiente del Servicio de Salud Metropolitano Sur, como el más que centenario Hospital Barros Luco y al respecto entregamos antecedentes de esta visión.

Durante muchos años se discutió la necesidad de crear un gran hospital en la zona sur o sudoeste de Santiago (1888); una chacra llamada La Cuadra, fue el espacio geográfico donde se decidió construir el hospital, dada una donación del terreno en el sector El Llano Subercaseaux; son los años 1900 y la primera piedra de la futura construcción fue colocada el 24 de septiembre de 1911 por el Presidente Ramón Barros Luco.

Un dato histórico de mucha importancia es el siguiente: “Los hospitales eran apoyados por la Junta de Beneficencia y Asistencia Social, entidad semi-estatal supeditada a la Iglesia Católica y que canalizaba las donaciones privadas, encargándose de la dirección, administración y construcción de hospitales, casas de socorro, manicomios, asilos y orfelinatos”.1.

Esta institución encabeza el proceso del tan ansiado Hospital General Mixto, construido por etapas (posta de primeros auxilios, desinfectorio, edificios especiales, maternidad, etc.), en la chacra ya mencionada.

Al fallecer el Presidente Barros Luco, lego una cantidad importante de dinero al naciente hospital; la señora Mercedes Valdés, viuda de Barros Luco, también hizo una donación de dinero el año 1923, aporte que permitió iniciar otras edificaciones: una para un pabellón de casi 100 camas y otra para cocina y lavandería.

Luego de estos hechos, la Junta de Beneficencia decide bautizar el hospital con el nombre del ex Presidente Barros Luco.

EL CDT y su Talón de Aquiles

En nuestros tiempos, el año 2002 fue inaugurado el CDT trayendo variada tecnología y mayor espacio para atención de los pacientes, significando ello, uno de los establecimientos de salud más grande del país y de mayor complejidad de especialidades, atendiendo una población cercana a los 2.000.000 de personas incluidas las personas migrantes.

Sin desconocer el importante rol como Servicio de Salud cumplido por el CDT, a nuestro juicio, son tres realidades, que interactúan entre sí, tanto interior como exteriormente, las que conforman este Talón de Aquiles del CDT.

Primero: el estado de los Ascensores. Funciona solo uno de tres instalados, cuyo periodo de detención, de ambos equipos, excede los 6 meses. Ello afecta el traslado interior de miles de pacientes que concurren a chequeos y tratamientos de especialidades como Oftalmología u Otorrino, por nombrar sólo algunas.

En este campo, la autoridad de Salud respectiva (Servicio de Salud Metropolitano Sur), incumple obligaciones legales estipuladas en la Ley N° 20.296 que regula el Transporte Vertical y la Ley N° 20.422 conocida como Ley de Accesibilidad Universal, para todo tipo de personas, principalmente aquellas con algún tipo de discapacidad o movilidad reducida.

Segundo: el desordenado sistema de estacionamientos y el masivo comercio ambulante, son dos realidades externas que afectan el rol que el CDT ofrece a sus pacientes, aportando elementos cotidianos de estrés, siendo ellos contribuyentes para mantener los bajos niveles de salud mental propios de nuestra sociedad.

Al respecto, es necesario recordar que la Organización Mundial de Salud (OMS), define a la Salud Mental como “un estado de bienestar en el cual cada individuo desarrolla su potencial, puede afrontar las tensiones de la vida, puede trabajar en formar productiva y fructífera, y puede aportar algo a su comunidad”.2.

Resulta evidente que nuestras Autoridades siguen al debe en estos temas, sin desconocer los escasos esfuerzos realizados hasta la actualidad, y en consecuencia el Estado de Chile tiene mucho camino por andar.

Fuentes referenciales

  1. https://www.hospitalbarrosluco.gob.cl/
  2. https://www.who.int

Acerca de Miguel Covarrubias

Miguel Covarrubias Saavedra es Ingeniero en Prevención de Riesgos y Medio Ambiente y Diplomado en Universidad de Chile “Economía y Gestión de Calidad para Trabajadores Líderes”. Además, es un profesional vinculado a la industrial del transporte vertical por más de 47 años.

Ver También

La Ley del Transporte Vertical y Personal Técnico

Contenidos1 Chile y su Ley de Transporte Vertical2 Personal técnico y certificación de sus competencias3 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *