domingo , mayo 19 2024

La Primera Jornada de Prevención de Accidentes en Ascensores

El día jueves 3 de agosto de 1995, fue un día frío que envolvía a la ciudad de Santiago, poco a poco fueron llegando los trabajadores que pertenecían a los Comités Paritarios de las empresas, los dirigentes sindicales, algunos funcionarios de la Dirección del Trabajo, del Servicio de Salud del Medio Ambiente, un relator de la Mutual de Seguridad.

Congregados en el Auditórium del edificio, ubicado en el subterráneo de este comenzamos a dar vida y calor humano a la Primera Jornada de Prevención de Accidentes en Ascensores, este recinto era el Auditórium del Ministerio del Trabajo en la calle Huérfanos esquina Teatinos; se transcribe la invitación que había circulado en los centros de trabajo convocando al evento:

“LA FEDERACIÓN DE TRABAJADORES DE ASCENSORES Y AFINES en conjunto con la DIRECCIÓN DEL TRABAJO; invitan a usted a la primera jornada sobre PREVENCIÓN DE ACCIDENTES EN ASCENSORES.

Este evento de capacitación se realizará el jueves 3 de agosto de 1995, en el Auditórium del Ministerio del Trabajo, Huérfanos N° 1273, Santiago: desde las 09.00 hrs., hasta 18.00 hrs.

Esperando su importante participación, saludan a Ud.,

“LOS ORGANIZADORES”

 

Los trabajadores participantes que provenían de ascensores Schindler, ascensores, Fabrimetal, Teleférico y Funicular San Cristóbal, ascensores Atlas, ascensores Chile, ascensores Otis, Intras Limitada y otros; de acuerdo a la metodología definida se organizaron en comisiones de trabajo para debatir y aportar desde su experiencia, las directrices generales a impulsar – después de la jornada -, en sus lugares de trabajo (transcribimos aspectos del Programa de la Jornada).

P R O G R A M A

NOMBRE: 1° JORNADA PREVENCION DE ACCIDENTES EN ASCENSORES
FECHA: Jueves 03 de agosto de 1995, de 09:00 a 18.00 HRS.
Huerfanos N° 1273, Santiago

OBJETIVOS

1. ACERCAMIENTO A UN DIAGNOSTICO DE LA SITUACION DE
ACCIDENTABILIDAD DE LOS TRABAJADORES DEL SECTOR ASCENSORES.
2. CONOCER EL FUNCIONAMIENTO REAL DE LOS C.P.H.S. (COMITÉ PARITARIO
DE HIGIENE Y SEGURIDAD) EN EL SECTOR DEL TRANSPORTE VERTICAL.
3. PROMOVER EL INTERES POR EL TEMA DE LOS ACIDENTES AL INTERIOR DE
LAS EMPRESAS DE ASCENSORES.

DESTINATARIO:

Integrantes de las directivas sindicales, miembros titulares laborales de los CPHS y
trabajadores de base de la Federación y el sector ascensores.

 

La sencillez de la jornada fue muy intensa, como los alcances de la presentación del principal relator enviado por Mutual de Seguridad, Francisco Javier del Solar: experimentado profesional ligado al transporte vertical como asesor y auditor técnico, o como el fraternal almuerzo compartido en el casino de esa repartición pública.

En los debates realizados se manifestaron diferentes concepciones, pero el denominador común, fue la necesidad de avanzar hacia el fortalecimiento de la seguridad y salud laboral en las empresas del transporte vertical y la dictación de normas que regularan la actividad del sector.

Hubo espacios naturales para los reconocimientos a los auspiciadores, los que con un aporte económico financiaron en parte la actividad, estos colaboradores fueron: Intras Limitada, Transportes Guillermo Henríquez Elizondo y Ascensores Chile Limitada.

También existieron los momentos para la expresión de la característica alegría de la gente de trabajo y espacios para manifestar la emoción por la ausencia de los compañeros y usuarios caídos en los accidentes fatales de ese año.

Como ejemplo de lo anteriormente dicho hemos de mencionar que el primer semestre del año 1995 estaba resultando demasiado traumático para los trabajadores de ascensores y también para la opinión pública, conmocionada por las siete fatalidades que le afectaban en esos primeros meses del año; en la siguiente tabla se describen las fatalidades ocurridas.

La labor de denuncia y sensibilización acerca de las condiciones riesgosas en los elevadores se desplegaba hacia las empresas del sector, independiente de su tamaño y ubicación en el mercado.

También esta labor estaba dirigida hacia las autoridades administrativas del Ministerio del Trabajo, hacia las Mutualidades de Empleadores y por supuesto, hacia los ciudadanos (la opinión pública), pues son ellos los que utilizan a diario estos medios de transporte vertical existentes en la mayoría de las edificaciones.

La prensa escrita de la época fue muchas veces receptiva a los acontecimientos ocurridos en los elevadores, sobre todo cuando ocurrían fatalidades, sin duda, en su rol de comunicadores contribuyeron a un clima de conmoción con gran impacto en la opinión pública.

Hay que recordar que la primera víctima, fue una usuaria de estos medios de transporte, ella vacacionaba en Reñaca y era de nacionalidad paraguaya. Los trabajadores de ascensores habían perdido tres compañeros de entre sus filas debido al desencadenamiento de los accidentes con resultado fatal.

Los trabajadores caídos pertenecían a diferentes empresas del sector, ellos fallecieron en lugares de trabajo, cumpliendo las funciones para las que fueron contratados, sus familias nunca más vieron regresar a ese ser querido que partió temprano de su casa por la mañana.

Sabíamos que todos en el sector de las empresas de ascensores nos encontrábamos consternados y con un alto sentimiento de inseguridad latente en el día a día, debido a que el personal seguía laborando en los sitios de trabajo, frecuentemente solos, sin supervisión directa y enfrentando la mayoría de las veces condiciones inseguras.

Conscientes de este estado de ánimo en las bases, los dirigentes de la Federación sectorial orientaron sus esfuerzos a materializar un evento que marcara una ruta seguir, así se concibió la idea de realizar la Primera Jornada, actividad sacada a pulso, pero con un sello de absoluta independencia de los intereses de las empresas o de las autoridades, se buscó realizar un evento con plena autonomía, objetivo cumplido a cabalidad.

A un año de cumplir un cuarto de siglo de la realización de esta Primera Jornada, con certeza podemos mencionar que el aporte realizado al tema de la seguridad en el sector ascensores, fue inédito, trascendente y estratégico.

De esa experiencia de base, se produjeron otros tipos de eventos organizados por los empleadores del sector, en asociación con las Mutuales, este largo proceso desembocaría en el involucramiento del Estado de Chile que mediante un fondo CORFO y una destacada gestión del Instituto Nacional de Normalización, INN, inicia el proceso de actualizar la normativa para el sector, pues la normativa vigente del año 1953 resultaba inaplicable en la realidad técnica que exhibía el sector de elevadores en la década de los 90.

Los trabajadores de ascensores y su dirigencia sindical han de sentir un legítimo orgullo por este hecho, están llamados a mantener una actitud permanente de vigilancia y compromiso por erradicar las condiciones inseguras que caracterizan el ejercicio de nuestra profesión, la cual sigue catalogada como de ALTO RIESGO.

Fuente consultada: Archivo personal.

 

Acerca de Miguel Covarrubias

Miguel Covarrubias Saavedra es Ingeniero en Prevención de Riesgos y Medio Ambiente y Diplomado en Universidad de Chile “Economía y Gestión de Calidad para Trabajadores Líderes”. Además, es un profesional vinculado a la industrial del transporte vertical por más de 47 años.

Ver También

Florianópolis Congrega a Profesionales del Transporte Vertical

Contenidos1 No solo de playas vive el hombre2 El evento de abril3 Los organizadores no …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *