domingo , mayo 19 2024

Un Orgullo Porteño en Crisis: Sus Ascensores

Valparaíso eterno (Dioscoro Rojas)

“Cuando el viento salado sople a nuestro favor
y por tus escaleras no camine el dolor
cuando tus ascensores se dejen de llorar
por los que un día zarparon con ansias de olvidar”.

Figura 1

Ascensores declarados Monumentos Históricos

Desde su instalación en los cerros, los “ascensores de Valparaíso” en los últimos años del siglo XIX, dieron movimiento ascendente a la paleta de múltiples colores que representa la forma de anfiteatro en nuestro histórico Puerto.

En 1870, el ilustre arquitecto don Fermín Vivaceta, impulsa el trazado del Camino de Cintura, una vía de circulación que recorre el anfiteatro a una cota uniforme de 100 metros lo que facilita la expansión y el poblamiento de laderas y mesetas en diferentes alturas.

El surgimiento de los “ascensores de Valparaíso”, cumple el rol social de comunicación y traslado de la población de los cerros al centro cívico del Puerto, este medio de transporte aliviana el esfuerzo de desplazarse por caminos de pendientes muy elevadas y empinadas escaleras surgidas del tesón desatado de sus habitantes, para una digna sobrevivencia.

Durante el Gobierno de Eduardo Frei Ruiz Tagle, se publicó en el Diario Oficial del 22 de septiembre del año 1998 el Decreto Exento N° 866 del Ministerio de Educación que declaraba Monumentos Históricos a 14 “ascensores de Valparaíso”, con lo que los funiculares quedaron protegidos por esta categoría.

Entre los considerandos del Decreto mencionado anteriormente, destacamos a la letra el siguiente:

“Que, los ascensores de Valparaíso, son un elemento más en la fisonomía urbana de la ciudad, alineados en semicírculo siguiendo la forma anfiteatral del Puerto, la mayoría de ellos nacen en el plan para conducir a alturas variables de entre los 20 y 50 metros, otorgándole a la ciudad un valor histórico, social y turístico y constituyen un patrimonio arquitectónico que hay que conservar, proteger y transmitir a las futuras generaciones”; (2, con subrayado nuestro).

El Estado chileno y su compromiso con el bien común

Le corresponde al Estado estructurar la convivencia de las personas que integran la sociedad en el territorio donde está asentado y su fin es satisfacer las necesidades de su población impulsando el bienestar general, el progreso de sus habitantes, o sea, el bien común del pueblo chileno. Reconociendo la dicotomía existente entre Estado y Gobierno, el sentido común de los ciudadanos reconoce al Estado como permanente y al Gobierno como temporal, siguiendo esta lógica, el Estado prevalecerá sobre cualquier circunstancia, mientras que el Gobierno cambiará de acuerdo al devenir político.

Corresponde preguntarnos: ¿Qué paso con el postulado de conservar, proteger y transmitir a las futuras generaciones el patrimonio arquitectónico de los ascensores de Valparaíso?

Podemos afirmar que, pasadas más de dos décadas, el deterioro y el olvido prevalecen en los “ascensores de Valparaíso” y es del todo cuestionable que la Autoridad emita Decretos sin respaldarlos con proyectos de conservación, iniciativas que debieron involucrar a las autoridades locales y a las comunidades organizadas para su preservación.

La segunda parte de esta historia dice relación con la decisión del Gobierno de Sebastián Piñera Echenique que el 27 de mayo del año 2012, autoriza la compra de 10 ascensores en Valparaíso como parte del “Legado Bicentenario”.  La pérdida de dinero en estas iniciativas gubernamentales es cuantiosa y el Estado de Chile, hoy le puede ofrecer a los porteños y a los turistas sólo cinco ascensores en funcionamiento, todos de propiedad y administración municipal.

Figura 3

La comunidad dispuesta para rescatar el patrimonio

El Concepción es uno de los más emblemáticos “ascensores de Valparaíso”, después de la intervención técnica y de diseño, ocurrió un accidente a comienzos del año 2020, afectando a pasajeros con lesiones graves y gravísima, la Autoridad competente decidió cerrarlo y en virtud de la pandemia del Covid-19, a continuación, todos los ascensores quedaron sin funcionar.

La comunidad organizada en la Agrupación Usuarios de Ascensores Valparaíso, está desarrollando iniciativas de rescate patrimonial y sobre todo de aclaración acerca del proceso de potencial vulneración del patrimonio arquitectónico que los “ascensores de Valparaíso”, representan para los ciudadanos porteños.

Al respecto, el MOP (Ministerio de Obras Públicas) y la Contraloría General de la República de Chile, tienen mucho que aportar, para recuperar un orgullo porteño en crisis.

 

Fuentes referenciales

  • Gráfica de TRANSPORTE VERTICAL Una Revista Digital.
  • Decreto N° 866 del 01-09-1998, Ministerio de Educación, República de Chile.
  • Gráfica de artículo publicado en nuestra revista el año 2019.

Valparaíso: ninguno de los 10 ascensores comprados por el Estado en 2012 está en funcionamiento. Francisca Mayorga. 29-06-2021. Diario La Tercera.

Contraloría busca recuperar más de $ 620 millones por obras fantasmas en ascensores de Valparaíso. Nicolás Parra y José Miguel Gutiérrez. 03-11-2021. www.biobiochile.cl.

Acerca de Miguel Covarrubias

Miguel Covarrubias Saavedra es Ingeniero en Prevención de Riesgos y Medio Ambiente y Diplomado en Universidad de Chile “Economía y Gestión de Calidad para Trabajadores Líderes”. Además, es un profesional vinculado a la industrial del transporte vertical por más de 47 años.

Ver También

Florianópolis Congrega a Profesionales del Transporte Vertical

Contenidos1 No solo de playas vive el hombre2 El evento de abril3 Los organizadores no …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *