miércoles , abril 17 2024

Ciudades, Automóviles Y Ascensores

Una triada vigente

En este artículo, abordaré un tema no usual en las conversaciones cotidianas de nuestros lectores, tiene carácter universal por la siguiente razón: es previsible que el aumento de la población mundial hacia el año 2050 significará una concentración mayor al 50 % de las personas viviendo en las áreas urbanas, lo anterior, en desmedro de vivir en sectores rurales.

Más de 2.500 millones de personas incrementarán esta población urbana; un factor a considerar es el aumento de la expectativa de vida de la humanidad, tendencia afianzada a nivel global.

Entonces es pertinente reflexionar sobre la triada planteada, – grupo de elementos especialmente vinculados entre si -, en este caso: ciudades, automóviles y ascensores, repasando como han convivido e interactuado entre sí, revisando sus evoluciones particulares cuyo influjo ha posibilitado el surgimiento y desarrollo permanente de las ciudades.

Los primeros asentamientos

La evolución de la humanidad desde sus primeros asentamientos, nos remite a dos conceptos: nomadismo y sedentarismo, en estas dos formas de vida y en particular, el paso del nomadismo al sedentarismo, representan un hito clave para entender la evolución de nuestra especie.

Otros conceptos como, villas, pueblos, caseríos y poblados, nos remiten a la “prehistoria” de las ciudades, definida en general, como un asentamiento urbano donde sus características principales son: cantidad de habitantes, densidad poblacional, tipo de actividades económicas predominantes (comercio, manufactura o servicios) y su importancia política, económica y geoestratégica.

Desarrollo Horizontal y Vertical

El auto, carro o coche (automóvil), es una de las más exitosas invenciones del ser humano; su historia esta tapizada de eventos, innovaciones y conocimientos científico-tecnológicos, continuando su evolución hasta nuestros días. La palabra automóvil proviene del griego y del latín respectivamente: la palabra autós que significa “por sí mismo” y la palabra mobilis que significa “que se mueve”.

Es incuestionable la influencia de la Revolución Industrial en el surgimiento y desarrollo del automóvil.

Por otra parte, la palabra “ascensor” proviene del latín y está emparentado con ascender derivado del verbo ascenderé, o sea quién sube o el que sube.

Nuevamente destacamos al inventor norteamericano OTIS, que con su invento del “paracaídas” inicio la verdadera historia de este tipo de transporte, a veces nos parece que los ascensores siempre han estado ahí, pero es un invento muy reciente, nos ahorra la tarea de subir por las escaleras de los edificios, trabajando sin horario y de manera silenciosa, de arriba abajo sin descanso, es un formidable compañero en la ruta ciudadana.

Cada cual con lo suyo, con sus luces y sombras, estos dos tipos de vehículos están en la galería de honor, de los inventos de la humanidad, han contribuido al desarrollo de nuestras ciudades en los planos horizontales y verticales, y tienen mucho más que aportar para que nuestras urbes sean construidas a escala humana.

No cabe duda, seguirán siendo protagonistas en nuestras vidas, conozcámoslos, y aprendamos a movilizarnos con seguridad en ellos, en las ciudades del futuro.

Fuentes referenciales

https://www.un.org/es/desa/world-urbanization-prospects-2014
https://humanidades.com/historia-del-automovil
https://wiki.ead.pucv.cl/Ascensor

Acerca de Miguel Covarrubias

Miguel Covarrubias Saavedra es Ingeniero en Prevención de Riesgos y Medio Ambiente y Diplomado en Universidad de Chile “Economía y Gestión de Calidad para Trabajadores Líderes”. Además, es un profesional vinculado a la industrial del transporte vertical por más de 47 años.

Ver También

La Ley del Transporte Vertical y Personal Técnico

Contenidos1 Chile y su Ley de Transporte Vertical2 Personal técnico y certificación de sus competencias3 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *